lunes, 3 de junio de 2013

PÍLDORA ANTICONCEPTIVA: TEMA DE LA SEMANA

Esta semana en el blog de Anahit consulta hablamos de uno de los muchos métodos anticonceptivos, en concreto de la píldora anticonceptiva, así que conoceremos en qué consiste, qué tipos de píldoras existen, y por qué se reivindicó como uno de los descubrimientos más influyentes en la vida de las mujeres, incluso provocando la primera gran revolución femenina en cuanto a anticoncepción se refiere. Como siempre espero que os guste y que sea de vuestro interés.


La píldora anticonceptiva o, simplemente, "la píldora", es un tipo de medicamento que las mujeres pueden tomar diariamente para prevenir embarazos. También se las llama “la píldora” o anticoncepción oral y se considera uno de los métodos anticonceptivos hormonales más efectivos para la protección contra embarazos no deseados.

Además otra de las ventajas de la píldora es que, en principio, es un método adecuado para todas las mujeres en edad fértil, desde la adolescencia hasta la menopausia. Pero en la mayoría de los países, la píldora solo se puede adquirir con receta médica y tras una consulta personal con la mujer, en la cual el ginecólogo decide si la píldora es adecuada para ella y cuál es el tipo de píldora más indicado.

Por otro lado también es importante saber que existen diferentes tipos de píldoras, que tienen su principal diferencia en el principio activo, la dosis y la toma. Aunque la forma más generalizada de píldora es la píldora combinada, llamada así porque combina estrógenos y progestágenos.

De modo que cada preparado se diferencia de los demás por su composición y dosis de las sustancias activas. Por lo general todas ellas contienen hormonas sexuales sintéticas y su efecto es comparable al de las hormonas sexuales que produce nuestro organismo. Funcionan como portadoras de información, o “mensajeras”, y su misión es controlar el ciclo reproductivo.

La mayoría de las píldoras anticonceptivas actuales son preparados combinados (“píldoras combinadas”) que contienen dos tipos de hormonas: estrógenos y progestágenos.

Prácticamente todas las píldoras combinadas contienen dosis diferentes del estrógeno, etinilestradiol, y también emplean diferentes variaciones y dosis de los progestágenos, que son los principales responsables del efecto anticonceptivo.

En segundo lugar está la llamada minipíldora es una excepción, ya que únicamente contiene progestágenos, pero para garantizar correctamente el efecto anticonceptivo, en la mayoría de los casos, se tienen que tomar estrictamente dentro de una misma franja de tiempo delimitada. La minipíldora sin estrógeno constituye una alternativa, principalmente para las madres durante el período de lactancia y mujeres que no pueden tomar productos con estrógenos.

Si bien, a la hora de elegir un método anticonceptivo, una de las cosas que más preocupan y se tienen en cuenta es su eficacia; teniendo que destacar el hecho de que las píldoras anticonceptivas son muy eficaces, siempre y cuando se tenga en cuenta que las píldoras combinadas funcionan mejor cuando se toman todos los días y las que sólo contienen progestina se deben tomar a la misma hora todos los días, ya que así se mantienen correctamente los niveles de hormonas en el cuerpo de la mujer, lo que evitará que se produzcan sorpresas inesperadas.

También hay que destacar que no debemos verlo como algo perjudicial para nuestra salud ya que, aunque los primeros preparados hormonales estaban cargados de efectos secundarios, desde que apareció la píldora se ha trabajado para reducir la dosis hormonal y mejorar sus componentes para favorecer su tolerancia, reducir los efectos secundarios y aumentar la seguridad como método anticonceptivo, de modo que la investigación en el campo de la anticoncepción ha permitido disminuir la dosis hormonal y además se han creado nuevas fórmulas que permiten escoger entre una administración diaria, semanal o mensual.


Pero, ¿cómo y cuándo surge la píldora?

El año 1960 constituyó un hito en la historia de la anticoncepción porque fue el año en el que en Estados Unidos se aprobó la primera “píldora”. Un método anticonceptivo basado en hormonas que consistía en una pastilla de administración oral que las mujeres tomaban diariamente para prevenir los embarazos, y que es considerada hoy uno de los métodos contraceptivos más seguros que existen y que fue algo completamente nuevo para aquella época.

Pero como siempre los inicios no fueron fáciles, ya que al principio hubo que sortear muchos prejuicios y tabúes, puesto que, como se podéis imaginar, la creencia que había en esa época en cuanto a relaciones sexuales era que las mujeres casadas  podían mantener relaciones sexuales y no las solteras. Por ello las solteras no necesitaban métodos anticonceptivos, mientras que a las casadas se las recetaba el médico pero solo si su marido daba el consentimiento.

Tras los cambios sociales que tuvieron lugar en los países industrializados de Occidente a finales de la década de los 60, se adoptó una actitud nueva y más abierta ante la sexualidad y la píldora también ganó popularidad.  En 1968, los movimientos estudiantiles y los importantes cambios sociales asociados propiciaron un cambio de actitud que se materializó en la década de los 70. La ruptura de tabúes, un discurso más abierto para hablar de sexualidad y la autodeterminación de las mujeres en anticoncepción, provocaron una rápida propagación del uso de la píldora.


Actualmente, más de 60 millones de mujeres de todo el mundo utilizan la píldora como método anticonceptivo y cada año menos de una mujer de cada 100 quedará embarazada si toma siempre la píldora todos los días siguiendo las instrucciones. Pero recuerda que la píldora es únicamente un método anticonceptivo que no protege contra enfermedades de transmisión sexual, como el SIDA, de modo que en caso de duda, debes utilizar siempre un preservativo como método anticonceptivo para reducir el riesgo de infecciones.


Y ahora que tienes esta información, ¿te lanzarás a probar este método anticonceptivo en tus relaciones o en cambio piensas que es mejor utilizar unos de los otros métodos alternativos que existen? ¿Tienes experiencia con la píldora y te gustaría compartirla? Adelante, déjanos tus comentarios.


TEMA RELACIONADO: